domingo, 21 de julio de 2013

La Falacia del continuo y el aborto

Falacia del continuo o paradoja sorites: Esta falacia se produce cuando se dice implícita o explícitamente que es imposible distinguir entre dos extremos cuando hay casos en el medio cuya clasificación es ambigua. Es decir, se comete la falacia al pensar que ambos extremos son iguales por creer que hay una línea continua de acontecimientos. Esta falacia se conoce desde hace 2500 años por Eubulides de Mileto con su paradoja sorites y sin embargo, se encuentra frecuentemente en debates hoy en día. Un ejemplo claro es la definición de una persona calva. ¿Cuando se debe definir que una persona no es calva?, ¿Es acaso calvo y no calvo lo mismo porque el proceso de calvicie es un proceso que une ambas partes? La falacia del continuo expresa exactamente esto, esta falacia pretende que dado que un "no calvo" pasa a ser calvo, el "no calvo" es un calvo en potencia por lo que es lo mismo y deberíamos llamarlo también calvo. Es evidente que ambos extremos no son lo mismo y que existe una zona de transición en la que se podría, mediante múltiples características, clasificar a un sujeto en alguno de estos extremos.

-¿Es un muerto o un vivo?. Aplicando la falacia del continuo si. Pues el vivo es solo un muerto en potencia.
-¿Es un niño o un adulto?. La falacia viene de la necesidad del individuo de responder mediante reglas generales sin tener la información necesaria o la capacidad para obtenerla. En caso de ignorar las diferencias se considera entonces el origen y el destino el mismo punto.
-¿Es un estudiante de primer curso de ingeniería o un individuo con la voluntad de serlo, un ingeniero? Es evidente que un ingeniero en potencia no podría realizar los cálculos para la estabilidad de un puente.
-Otro ejemplo: ¿Es un feto un ser humano?. Aplicando la falacia del continuo ambas cosas son lo mismo y no son diferentes. De hecho esta falacia es usada para argumentar falazmente que el aborto es la muerte de un ser humano. Debe existir un momento en el que la condición de ser humano se pueda hacer patente que esta línea sea difícil de dibujar no implica que ambas cosas sean lo mismo desde el principio. De hecho, la oveja Dolly fue clonada mediante una célula de la piel. Aplicando la falacia del continuo, si un individuo puede surgir de una célula de la piel, entonces cada vez que elimináramos células humanas estaríamos eliminando humanos en potencia.

-Ahora bien, ¿dónde se establecería el límite real que determine lo vivo y lo no vivo?

-A partir de la presencia de sistema nervioso que en la gestación humana se produce en el tercer mes.


Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Sesgos_cognitivos#Falacia_del_continuo

2 comentarios:

  1. La pregunta que hay que hacerse no es cuándo empieza el feto humano a merecer un respeto humano, cuestión esta muy espinosa de la que nadie sale airoso, sino esta otra: ¿qué es un embrión, si no es una persona? NO queda más remedio que responder que es un ser humano, ya que desde luego no es un ser canino u ovino. La diferencia entre los abortistas y los antiabortistas no es la falacia del continuo, sino que los primeros, con argumentos pseudocientíficos que pretenden tener consecuencias morales, distinguen peligrosamente entre persona (el adulto o el ya nacido...) y ser humano (el feto de menos de tres meses) mientras que para los segundos ser humano y persona es lo mismo, pero no por una evidencia empírica, sino por un imperativo categórico, el de no matar, el de ponerse de parte de lo indefenso, por la misma razón que matar a un toro es reprobable.
    Por otra parte, usted comete, a mi juicio, el error de considerar que el feto no merece siempre el mismo respeto, sino sobre todo a partir de los tres meses, cuando desarrolla el sistema nervioso. Parece que usted hace depender el valor del nasciturus de sus capacidades biológicas. En ese caso, ¿una persona en estado de coma o sin conocimiento o dormida tiene menos valor? Esa es por ejemplo la postura de SInger. Es esa una postura peligrosa que olvida que la valiosa es la persona, no las neuronas que tiene. Le envío mi saludo.

    ResponderEliminar
  2. Amigo, su equivocación es que confunde una realidad, como por ejemplo la existencia de un feto, con un juego de lógica. Un feto no es un juego de lógica, es un ser que existe, ocupa un lugar físico y se desarrolla según un proceso dado. Un feto no es lo mismo que un calvo o no calvo porque no todos los procesos de calvicie son iguales, no hay una sola causa de calvicie (si la hubiera probablemente ya se habría desarrollado una cura). Por su parte un feto siempre se desarrolla del mismo modo, de acuerdo a un proceso que ha sido estudiado y conocido.
    Amigo, lo suyo más que una explicación sobre la falacia del continuo, parece un intento de hacer calzar en forma forzada la definición de una falacia con el aborto. Y no le salió muy bien que digamos. Las cosas forzadas nunca salen bien. Un saludo.

    ResponderEliminar